• Sindy López

Yoga, porqué y para qué


Hace unas semanas empecé de nuevo a practicar yoga, hacía aproximadamente dos años que había dejado de hacerlo y quería retomar mi práctica. Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu, mediante la práctica de posturas, técnicas de respiración y meditación. El objetivo es crear un equilibrio que fortalezca tu cuerpo, aquiete tu mente y eleve tu espíritu. Es una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India. Como tal, la palabra proviene del sánscrito “yoga”, que significa ‘unión’, ‘esfuerzo’.


Habitualmente suelo hacer ejercicio de lunes a viernes y creo rutinas diarias para ejercitar diferentes partes de mi cuerpo, no soy una obsesionada por el fitness, si cuido mi cuerpo y mi alimentación, sin embargo, mis objetivos tienen que ver principalmente con mantener unos niveles de energía elevados. Anteriormente cuando practicaba yoga no había logrado conectarme completamente y por esta razón dejé de ir a las clases. Hace unos meses sentí la necesidad de hacerlo de nuevo y decidí volver, empecé obviamente por clases básicas en las cuales estamos haciendo distintas técnicas de respiración, posturas y meditación. Hay varios factores, el yoga requiere de un compromiso mental y físico que me doy cuenta ahora que antes yo no tenía y también existen muchas clases de yoga, para todos los niveles, antes estaba asistiendo a unas clases que no eran para mí, pues su nivel era más avanzado, no seguí un proceso de adaptación y también por ello desistí de ellas. Ahora estoy en un proceso desde el principio y tengo que decir que me encanta y que volver ha sido una decisión acertada.

El yoga tiene múltiples beneficios y para la sociedad en la que vivimos en la que falta tiempo y sobra estrés, es una práctica que no sólo va a ejercitar tu cuerpo, sino que también te ayudará a relajarte y sentir más calma. Entre los beneficios físicos encontramos: la pérdida de peso y mantenimiento del mismo, mejora la flexibilidad, aumenta la capacidad pulmonar y mejora la respiración, mejora la circulación sanguínea y aumenta la fuerza y resistencia, mejora la postura y equilibrio, entre muchos otros beneficios que van a mejorar la salud de nuestro cuerpo. A nivel emocional y mental el yoga reduce el estrés, facilita la relajación, mejora nuestra concentración, el yoga también nos ayuda a conectarnos con nuestro ser y a mejorar las relaciones con los demás, sin mencionar que nos ayuda a tener un mejor descanso. Existen muchísimos más beneficios y hay libros enteros hablando del tema, yo solo quería darles una pequeña reseña y contarles de mi experiencia, quizá más adelante se animen a intentarlo.


Un abrazo de mi corazón


Sindy López