• Sindy López

La mujer, la artista, el icono, Frida Kahlo


Una mujer cuya obra permanece a través de la historia, pero lo que la hizo única y por lo cual sigue y seguirá siendo reconocida es su estilo. Frida Kahlo quien en su juventud hizo alarde de su rebeldía por medio de sus atuendos masculinos y que más tarde construyó un estilo propio tomando toda la riqueza cultural de su país México. Frida supo valerse del mundo de la moda para disfrazar sus desgracias que dejaron marcas imborrables en su cuerpo, a sus 6 años sufrió de polio lo cual le dejó una pierna más larga que la otra y años más tarde, fue victima de un grave accidente que terminaría de marcar su vida ya que su columna vertebral sufrió graves fracturas. Pero esto no la detuvo, fue precisamente en cama en donde comenzó a pintar y no paró, hasta crear obras que, aunque en su vida no fueron tan reconocidas, hoy siguen dejando huella alrededor del mundo.


Frida, una mujer rebelde, una mujer auténtica, una mujer que alzó su voz a través de su arte y más aún por medio de su imagen, una mujer que creó un estilo único e inolvidable y llevó toda la riqueza de su país en sus atuendos. Sus faldas largas y coloridas y sus camisas y mantos, hablaban de una mujer que era arte. El estilo es precisamente lo que era ella, una representación de su ser, su personalidad, guardando o quizás escondiendo un poco todos sus dolores debajo de sus vestidos, llevando sus pesares adornados, vivió una vida rodeada de colores, texturas y estampados que contaban y cuentan no sólo su historia, también la historia de su país.


Hoy, es un icono de moda, que sigue y muy seguramente seguirá influenciando diseñadores y tendencias, es en esencia el claro ejemplo de que crear un estilo que nos represente en todo sentido es algo hablará por nosotros, no es necesario decir una sola palabra, el cómo nos vestimos dice todo y cuenta nuestra propia historia, como contó y sigue contando la historia de Frida por medio de su manera de vestir.

Un abrazo de mi corazón


Sindy López