• Sindy López

La meditación en mi vida

Actualizado: mar 5


Hola, hoy les quiero hablar un poco de la meditación y cómo ha beneficiado mi vida. En primer lugar, les daré una descripción corta de lo que es: "La meditación es un entrenamiento para la mente y el corazón que lleva una mayor libertad mental y emocional. Se le asocia normalmente con las tradiciones espirituales más importantes, especialmente con el budismo, pero más recientemente en occidente se ha adaptado a los contextos seculares incluyendo la sanidad". La meditación en mis palabras, es una práctica para aprender a calmar y controlar la mente, cuerpo y espíritu, y es un alimento para el alma, ya que nos ayuda a conectarnos con nuestro yo superior y a escucharnos a nosotros mismos.


Personalmente desde hace más de dos años, sentí la necesidad de estar más en contacto con mi vida espiritual y callar mi mente un poco; estaba experimentando episodios de ansiedad y estrés constantemente y aunque al principio no les presté mucha atención, cuando empezó el 2018, los niveles de estrés y ansiedad aumentaron de manera que me estaba afectando todo, mi estado de ánimo, mi humor, mis ganas de trabajar y estudiar, todo absolutamente. Empecé a practicar la meditación de una manera mucho más consciente y disciplinada, me propuse hacerlo cada día en la mañana y antes de ir a dormir, la verdad había leído mucho sobre sus beneficios y llevaba unos meses practicándola, pero no a consciencia.


Debo decirles que ha sido una de las mejores cosas que he hecho en mi vida, ya que he visto como ha funcionado para mí y hoy me siento muy diferente, mucho más tranquila, ahora siento que empiezo a tener mucho más control sobre mi mente y he aprendido a escucharme a mí misma, cosa que antes era casi imposible. A pesar de que empecé a meditar llevada por un llamado a conectarme con mi ser, nunca lo he hecho con la ansiedad de ver resultados inmediatos, ya que es un arte que lleva toda una vida aprender y practicar, creo que el secreto para que funcione es en un principio, no tener expectativas, es hacerlo desde el corazón y con la convicción de que traerá cosas buenas a tu vida aunque no sepas qué, con el tiempo irás descubriendo cada regalo que te trae.


Existen muchas supuestas reglas para meditar y a veces leemos cosas que parecen casi imposibles, como, por ejemplo, vaciar tu mente, mantener una postura recta, sentarte de cierta manera, etc. Lo cierto para mi es que no hay que complicarlo tanto, con que tengas toda la actitud basta. Yo suelo escuchar muchas meditaciones guiadas de canales de YouTube, ya que aún no me concentro lo suficiente sin una guía, para mi es una manera fantástica de hacerlo a lo mejor más adelante lo haga diferente, pero por ahora lo hago así y funciona para mí. En cuanto a posturas, la mayor parte del tiempo lo hago acostada con mi cuerpo totalmente relajado y otras veces lo hago sentada en mi cama recibiendo la luz del sol que entra por mi ventana y que también me ha aportado gran energía a la práctica. Esta ha sido mi vivencia hasta ahora y no me queda más que recomendarles con el alma que lo hagan, con el tiempo notarán lo maravilloso que es.


Un abrazo de mi corazón


Sindy López